La dueña de Peanuts Worldwide LLC, está pensando en vender la compañía y con ella los derechos de Peanuts.

Desde que Charles Schulz creo Peanuts en 1950, Charlie Brown, su perro Snoopy y todos sus amigos se convirtieron en íconos de la cultura popular mundial. La muerte de su autor en el año 2000 no opacó la fama de los personajes, ni mucho menos el cariño de millones de fans que se sienten identificados con las aventuras de ese gran perdedor de camiseta amarilla y su perro con complejos de Barón Rojo.

Además de las tiras, las películas, series, mercancía y publicidad fueron una fuente de ingresos enorme para el maestro Schulz (él gastó mucha de esa fortuna en cuestiones de caridad). Tras su muerte el dinero siguió fluyendo, pero ahora era controlado por la empresa Peanuts Worldwide LLC, dueña de los derechos, quien genera anualmente alrededor de 30 millones de dólares.

Pero Peanuts Worldwide LLC no se manda sola. La compañía estadounidense Iconix Brand Group Inc, es su accionista mayoritaria y ahora está explorando la posibilidad de vender su participación de la empresa  80%) y con ella, los derechos de Peanuts.

La razón de esta decisión es meramente financiera. Iconix está endeudada a más no poder y está tratando de obtener dinero hasta por debajo de los sillones. Su deuda asciende a 1.29 mil millones de dólares, y el dinero no está llegando rápido a sus arcas. Además de Peanuts, Iconix está tratando de vender su otra marca: Strawberry Shortcake (Rosita Fresita).

La principal accionista de Peanuts Worldwide LLC está considerando en vender la empresa y con ella los derechos de los personajes.

Como muchos de ustedes habrán visto en innumerables comerciales de todo tipo, durante más de 30 años Snoopy y compañía han sido la imagen de la compañía de seguros MetLife. Hace tres meses, la aseguradora dejó de hacerlo, lo cual representó un duro golpe financiero para Iconix.

Pero no todo está perdido, Peanuts aún está siendo licenciada por Nestlé, Hallmark Cards Inc. (sí, las de tarjetas de felicitación aún existen) y la marca de ropa Zara. Además, la última película de la franquicia (2015) generó 246 millones de dólares en taquilla y también tienen licencias en más de 100 países.

La simple noticia de la venta elevó en un 5% las acciones de Iconix. De concretarse la operación, no todo pasará a manos de un desconocido. El 20% de la empresa aun es de Charles M. Schulz Creative Associates, que es controlada por la familia del artista.

fuente Reuters

temas