Una sonda llevará cargas comerciales al satélite a finales del 2017.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) autorizó la primera misión espacial privada con rumbo a la Luna. A cargo de la histórica misión estará Moon Express, una compañía que nació como parte del concurso Lunar X-Prize organizado por Google, cuyo objetivo es impulsar la tecnología aeroespacial.

El plan de Moon Express es enviar una sonda a la Luna hacia finales del 2017, llevando consigo varios instrumentos y distintas cargas comerciales, entre las que incluso habrá cenizas humanas. La misión tendrá una duración de dos semanas y también contempla el uso de un rover, que se dedicará a explorar la superficie lunar y a tomar fotos y videos.

Moon-Express-2

Pero esto es sólo el inicio. Según explica el cofundador y CEO de la empresa, Bob Richards, la idea es que en un futuro no muy lejano Moon Express pueda extraer recursos de la Luna para comerciarlos.

“Ahora somos libres de zarpar como exploradores hacia el octavo continente de la Tierra, la Luna, en una búsqueda de nuevos conocimientos y recursos que expandan la esfera económica de la Tierra en beneficio de toda la humanidad”, señala Richards.

Todavía falta un largo camino por recorrer antes de que la sonda de Moon Express ponga un pie sobre la Luna. Sin embargo, la decisión de las autoridades en Estados Unidos marcan un importante precedente rumbo a un nuevo capítulo de esta carrera espacial moderna, en donde las grandes agencia gubernamentales han sido reemplazadas por la iniciativa privada.

vía Reuters

fuente Moon Express

temas