Las autoridades han aprobado que la compañía estadounidense adquiera los todo los derechos sobre la operadora de Grupo Salinas.

Después que hace un mes se anunciara que AT&T compraría Iusacell por 2,500 millones de dólares, hoy el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en México publicó un comunicado en el que da a conocer que la operación ha sido autorizada.

El IFT señala que el pasado 15 de diciembre Grupo Salinas le compró a Televisa el 50% restante de la empresa GSF Telecom Holdings, desembolsando la cantidad de 717 millones de dólares. Días después, la compañía de Ricardo Salinas Pliego finalmente pudo cerrar todos los detalles para que AT&T adquiriera el 100% de las operaciones de Iusacell.

“El pleno del IFT resolvió autorizar dos concentraciones, sujetas al cumplimiento de condiciones, que implicarán la separación estructural definitiva de Grupo Salinas y Grupo Televisa en la provisión de servicios de telecomunicaciones, y la incursión de AT&T como competidor en la provisión de servicios de telecomunicaciones móviles en México, respectivamente”, señala el IFT en el comunicado a medios.

A partir de ahora, AT&T se hará cargo de las propiedades inalámbricas, licencias, tiendas y clientes que antes poseía Iusacell, convirtiéndose en un nuevo proveedor de servicios de telecomunicaciones móviles en México. Gracias a esto la compañía tendrá una cobertura de 400 millones de usuarios en la región de Norteamérica.

En su comunicado el IFT también anunció la validez de que Televisa compre Cablecom, su cuarta empresa de televisión por cable. Según el Instituto, la operación no representa daño o impedimento para la libre competencia en el sector de telefonía y acceso a Internet, donde Televisa participa como un “operador de menor tamaño”.

vía La Jornada

fuente Instituto Federal de Telecomunicaciones

temas