Google no pretende bloquear toda la publicidad, pero si la más invasiva.

No hay cita que no se cumpla y a los molestos anuncios que salen por todas partes en internet ya les llegó su hora, al menos en cuanto a Chrome se refiere. Como ya se había anunciado,  a partir de este jueves 15 de febrero comenzará a funcionar el nuevo “adblock” de Google, que busca cumplir con los estándares de la Coalition for Better Ads y proteger a los usuarios de anuncios “intrusivos”.

Coalition for Better Ads es una organización formada por un grupo de empresas que ha definido los estándares que deben tener los anuncios de internet, para que aquellos sitios que cumplan con ellos no puedan anunciar nada. Si todas las empresas respetaran las normas impuestas por esta coalición no habría problema, pero como muchos no quieren que alguien les diga qué mostrar o vender, Google tomó la decisión de controlarlo mediante un nuevo bloqueador de anuncios en Chrome.

El “adblock” de Chrome  no bloqueará toda la publicidad, sólo la excesivamente molesta. Para decidir cuáles anuncios dejar y cuáles no, Google realizó una encuesta a más de 40 mil usuarios de Europa y América del Norte. Así lo explican el blog de Chrome:

“Las experiencias publicitarias más intrusivas incluyen avisos publicitarios (esos anuncios de página completa que le impiden ver el contenido de la página) y anuncios animados destellantes”, escribe Google en el blog de Chrome.

La Coalition for Better Ads enumera 12 tipos de anuncios indeseables, agrupados en experiencias web en navegadores de escritorio y experiencias web en dispositivos móviles.

Ejemplos de malas experiencias web en navegadores de escritorio. (Imagen: Coalition for Better Ads)

Chrome bloqueará todos los anuncios que ocupen más de un 30% de la pantalla, las ventanas pop-up, los videos y audios de reproducción automática, las ventanas completas con conteos que bloquean el contenido que quieres leer y los banners que te siguen cuando haces scroll (en la versión de escritorio) y los que parpadean para llamar tu atención.

Ejemplos de malas experiencias web en dispositivos móviles. (Imagen: Coalition for Better Ads)

Pero el bloqueo no se hará de forma automática. Google analizará primero si un sitio web está publicando algunos de los anuncios indeseables que aparecen en la lista y calificará al sitio. Si el sitio no cumple con los estándares solicitados, se les notificará para que cambien sus prácticas publicitarias, y si no lo hace sus anuncios se bloquearán de forma predeterminada pasados 30 días.

Así, cuando visites un sitio que está en la lista negra de Chrome, verás un nuncio en la barra de direcciones (en la versión de escritorio) o en la parte baja del navegador (en la versión móvil), avisándote que los anuncios fueron bloqueados y con la opción de activarlos si así lo deseas.

Así te notificará Chrome si un sitio está en la lista negra.

Según explica Google, “a partir del 12 de febrero, el 42% de los sitios que no cumplían con los estándares de Better Ads resolvieron sus problemas y ahora están aprobados”. Así que a fin de cuentas esta es una buena noticia para todos, porque de cualquier forma muchos usuarios utilizan algún programa para bloquear la molesta publicidad, y si la gente no ve los anuncios entonces los sitios no pueden ganar dinero para seguir existiendo.

fuente Chrome Blog

temas