El niño se raspó el codo en la playa y una semana después encontraron un caracol marino viviendo dentro de él.

Un codo raspado no es una emergencia médica, pero para un niño de California una pequeña herida de este tipo le sirvió para entrar en la historia de la medicina, como la primera persona registrada en los libros médicos en tener un “caracol de mar vivo” debajo de la piel.

De acuerdo al sitio Live Science, el niño de 11 años se encontraba explorando las pozas de marea de una playa, cuando se cayó y se lastimó el codo izquierdo. Sus padres limpiaron la herida y se olvidaron del asunto, hasta una semana después, cuando notaron que la herida no estaba cicatrizando, sino por el contrario, tenía una ampolla que estaba creciendo.

Al drenar la herida, el médico descubrió un “objeto” duro, de color oscuro, de alrededor de 4 milímetros de diámetro. Resultó ser el caparazón de un Littorina scutulata, un pequeño caracol que estaba vivo.

Un pequeño Littorina scutulata encontrado debajo de la piel del niño.

¿Cómo es que llegó allí el caracol y cómo pudo sobrevivir? Un experto en moluscos del Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles explicó que muy probablemente el huevo del caracolillo se metió en la piel del niño cuando se raspó, y por su tamaño nadie lo notó. Así lo explicaron los médicos Stephen Wesley y Albert Khait en el estudio publicado en BMJ Case Reports:

“Estos caracoles son herbívoros y se alimentan principalmente de algas de las rocas en las zonas de marea alta. Como resultado de vivir en este hábitat, a menudo están expuestos al aire y tienen la capacidad de cerrarse sobre superficies firmes con su caparazón y una mucosa pegajosa. Esto les permite conservar el agua y la humedad dentro de su caparazón, evitando así la desecación y la asfixia. Estas características convierten al caracol en un visitante único en el cuerpo humano y parece haber permitido que este organismo sobreviva a pesar del ambiente extremo del huésped”.

Una semana después de que el caracol fue removido, la herida del niño había sanado.

fuente Live Science

temas