Dragon Ball GT: ¿Cuál es el verdadero final del anime?

Creímos que ya lo habíamos superado.
Todo lo que empieza llega a su final | Imagen: Toei Animation

Estábamos a punto de despedir el siglo XX cuando Dragon Ball GT marcó el final de toda una época para los televidentes. Aunque siendo sinceros, la serie había terminado dejando una sensación de insatisfacción general entre los fanáticos, resultado de no haber sabido capturar el espíritu de inocencia y epicidad que caracterizó a los dos animes anteriores.

Sin embargo, pese a los elementos negativos que Dragon Ball GT pudiera acarrear, la conclusión dada a este anime por el director Osamu Kasai se trata sin duda de uno de los desenlaces más bellos en la historia del anime. Por eso, en Código Espagueti, hemos decidido revivir el que por mucho tiempo fue el final canónico de la leyenda.

Adiós, vaquero

El 19 de noviembre de 1997 el capítulo titulado ¡Adiós Goku! fue transmitido por los televisores de todo Japón. De esta manera, una de las series más importantes de todos los tiempos daba por terminada una historia que comenzó en las páginas de la mítica revista de manga Shonen Jump en el año 1984.

Prometimos que no íbamos a llorar | Imagen: Toei Animation

Este episodio funcionó como epílogo a la batalla que Goku mantuvo en contra del dragón maligno Yi Xing Long, uno de los enemigos más poderosos vistos en el anime. Previamente, Goku había vencido finalmente a este ser usando el poder de las Esferas del Dragón. Una vez eliminada la amenaza, Shenlong salió de las esferas con la única intención de comunicar a los terrícolas que no podría volver a ser convocado en mucho tiempo. No, por lo menos, hasta que los humanos hubiesen aprendido a vivir sin sus poderes.

Pese a esta advertencia, Shenlong se permitió cumplir un deseo más a los Guerreros Z: revivir a los seres humanos asesinados por Super 17 y Yi Xing Long. Entonces el dragón hizo su magia: resucitó a los que habían sido asesinados y anunció a Goku el momento de la retirada.

Kakaroto aceptó con estoicismo partir con el dragón, pero no sin antes acercarse a viejo compañero de batallas, Vegeta, al que confía la protección de los seres de la Tierra. Finalmente, Goku sube a la bestia y se eleva por los cielos, y mientras se va quedando dormido sobre el lomo de Shenlong, lo vemos alejarse por el horizonte.

100 años después, en el mismo episodio, vemos el inicio de un nuevo combate en la arena del Torneo de las Artes Marciales. Se trata de Goku Jr. y Vegeta Jr., los últimos descendientes conocidos de la raza guerrera de los saiyajin. Pan, la nieta de Goku, se encuentra mirando el espectáculo desde las gradas hasta que  sorpresivamente se percata de la presencia de su abuelito.

El fantasma de Goku ha vuelto solo para despedirse, una secuencia de créditos que sintetiza toda la historia de Dragon Ball mientras suena el tema Mi Corazón Encantado, interpretado por Aaron Montalvo. Algunos de nosotros nos limpiamos las lágrimas.

Al terminar de ver este episodio, muchos sentimos que nuestros corazones también vibraron por el polvo de esperanza y magia del vastísimo Universo creado por Akira Toriyama. Dejando a un lado el tema del fracaso de la serie, nadie podrá negar que este ha sido uno de los momentos más emotivos jamás vistos en el anime.

Y tú, ¿ya conocías el final de Dragon Ball GT?

***

No te pierdas el mejor contenido de Código Espagueti en YouTube.