Estas gafas “cyborg” prometen ser un complemento para la interacción social de los nipones y ayudarlos a fingir emociones.  

Hirotaka Osawa, profesor de la Universidad de Tsukuba, pretende con su extraño invento desmentir la frase de Nietzsche:

“Podemos prometer actos, pero no sentimientos, ya que éstos no son voluntarios.”

Para ello, desarrolló unas peculiares gafas inteligentes que tienen como finalidad ocultar las emociones, sentimientos, estados de ánimo de su portador, y en todo momento dar la apariencia de estar atento a los demás.

De acuerdo con su creador, las AgencyGlass serán de mucha ayuda para la interacción social en la oficina, debido a que las gafas cuentan con sensores de movimiento que hacen que parezca que su usuario esta atento en la conversación y actividad de los otros compañeros del trabajo a pesar de, en realidad, estar dedicado a otras actividades, como ver el teléfono o incluso descansar los ojos.

Algunas personas sostienen que esta es sólo una manera sofisticada de engañar a la gente, pero su creador afirma que al ser más que visible su dispositivo, los demás no pueden sentirse engañados. El inventor japonés piensa que su gadget ayuda a no forzar la interacción de las personas antisociales y hacer sentir cómodos a quienes los rodean, aunque sinceramente dudamos que alguien se sienta cómodo con un portador de este extraño aditamento.8

Luego de ver el extraño invento de Osawa, inmediatamente pensamos en que esta idea (como muchas otras más)  se le ocurrió primero a Homero Simpson:

vía The Daily Dot

fuente IEEE Spectrum

temas