Por que en el SNES Mini no son todos los que están, ni están todos los que son.

Desde que nos enteramos de la posible llegada del SNES Mini comenzaron los rumores de lista de juegos que se incluirían en la consola. Al final, el Super Nintendo Classic Edition llegó con un catálogo de 21 juegos clásicos, entre los que estaba el nunca antes visto Star Fox 2.

La selección resultó ser bastante sensata, con varios de los mejores títulos que se vieron en la consola de manos de Nintendo, Konami, Capcom y Squaresoft. Sin embargo, lo cierto es que una veintena de juegos no es suficiente para resumir la historia de una consola tan importante como el Super Nintendo.

Así que pensando en todos esos títulos que, por alguna u otra razón, se quedaron fuera del SNES Mini, decidimos hacer una breve lista con los juegos que nos hubiese gustado ver en la consola. Esta no es, de ninguna forma, una selección jerárquica: se trata simplemente de una carta de amor a algunos nuestros juegos favoritos de la era de los 16 bits.

1. Zombies Ate My Neighbors

Debo confesar que este fue el primer juego que tuve en SNES, así que la nostalgia me pega fuerte. Zombies Ate My Neighbors es un juego que nos pone en los tenis de Zeke y Julie, dos jóvenes que deben salvar a sus vecinos antes de que unos terribles zombies les coman el cerebro. Eso ya parece suficiente para tener un gran juego, pero es tan solo el inicio.

Confirme avanza el juego la aventura se traslada a supermercados, castillos abandonados y pirámides egipcias, que son aterrorizador por momias, hombres lobo, vampiros, muñecos diabólicos, hombres con sierras eléctricas, bestias anfibias, extraterrestres y bebés gigantes. Zombies Ate My Neighbors no sólo es un divertido juego que ofrece un buen reto con sus 48 niveles, también es una deliciosa colección de referencias al cine de terror.

Por: José Luis Leguízamo (@leguizamou).

2. International Superstar Soccer Deluxe

El SNES tuvo muchos juegos de futbol, desde el decepcionante Super Goal, el divertido Super Soccer, el curioso Mega Man Soccer o el aburrido juego de Los Super Campeones. Pero sin duda el rey de los juegos deportivos de SNES –con perdón de NBA Jam– fue International Superstar Soccer que, con Jorge Campos en la portada, era una delicia para los amantes del deporte más popular del planeta. El juego contaba con una gran jugabilidad, gráficos sorprendentes y permitía, por primera ocasión en la historia de los videojuegos, realizar muchas de las jugadas tradicionales del soccer y no solo pases y tiros.

El punto máximo de la franquicia en el SNES ocurrió con International Superstar Soccer Deluxe, el segundo capítulo de la franquicia, que añadió trucos para convertir a los árbitros en perros, o un equipo de estrellas. Por si fueras poco, las ediciones piratas comenzaron a llegar a raudales. En una época en que era más complejo modificar un cassette, recuerdo haber tenido en mis manos versiones con la liga argentina y mexicana. Todas unas obras de arte de la programación pirata.

Por: Sergio Hidalgo (@zerxhidalgo).

3. Final Fight 2

El primer Final Fight irrumpió el mundo del arcade en 1990 y posteriormente vio su adaptación para SNES. En aquel momento Mike Haggar, Cody y Guy Travers peleaban codo a codo para devolver la tranquilidad a Metro City y rescatar a la hija de Mike, Jessica Haggar. Quienes jugamos la primera entrega en las tienditas de la esquina nos enganchamos inmediatamente con los personajes. Y si bien la versión para Super Nintendo era un poco más complicada, había algo que no nos terminaba de convencer.

Por eso, cuando salió la secuela desarrollada específicamente para correr en el SNES, muchos sentimos que realmente estábamos listos para salir de Metro City y recorrer el mundo. Porque en Final Fight 2 los horizontes son muy amplios. Además de todas las capacidades de jugabilidad tradicionales de la franquicia creada por Capcom, los gráficos y el manejo de personajes es mejor que su precuela. Y aunque Cody Travers no acompaña a Haggar en esta aventura, conocemos a Maki, una luchadora que protagonizará junto al bigotón la lucha contra la mafia de Man Gear y el rescate de su padre Genryusai. Además, también tenemos la posiblidad de luchar con el peleador mitad japonés y mitad brasileño, Carlos Miyamoto. Un clásico inolvidable.

Por: Pepe Pulido (@RigoMortiz).

4. X-Men: Mutant Apocalypse

“Después de recibir reportes de que Apocalipsis se encuentra experimentando con mutantes en la isla de Genosha, Charles Xavier manda a cinco de sus mejores X-Men para investigar”. Bajo esta premisa qué no puede salir mal. X-Men Mutant Apocalypse marca un antes y un después de los juegos de superhéroes en las consolas. Comenzando porque los protagonistas eran el clásico (y rompe madres) equipo azul de los cómics de X-Men (Cyclops, Wolverine, Psylocke, Gambit y Beast).

Cada uno de los personajes tenía una jugabilidad completamente diferente y, dependiendo de a quien eligieras, podías llegar o no a ciertas partes de los escenarios. Luego, el sorpresivo giro de la trama cuando crees que ya lo terminaste; las peleas uno a uno contra Omega Red y Juggernaut; el final contra Magneto; el ridículo tamaño de Cyclops con el que tenías que aprender a lidiar. Lo único malo en este juego es su mediocre música.

Por: Edgar Olivares (@robotdice).

5. Earthworm Jim 2

Nada como escuchar el primer movimiento de “Claro de luna” de Beethoven mientras eres una salamandra que sortea un mundo oscuro lleno de ventosas. Ese es uno de los eventos más vívidos que tengo de esa extraña joya de SNES que es Earthworm Jim 2, la secuela de la lombriz Jim y su aventura por salvar a la princesa “Cuál es su nombre”. Y aunque la premisa del juego es la misma que en la primera entrega, los mini juegos (cosa poco común de la época) le conceden un aire fresco a esta segunda parte. Pero Earthworm Jim 2 no sólo brilla por ser bastante entretenido. Su sentido surrealista y su particular tendencia al absurdo, ponen a este juego en la línea de personajes irracionales de la cultura geek de la época, como el mismísimo Fenomenoide.

Por: Pepe Pulido (@RigoMortiz).

6. Disney’s Magical Quest

Sí, el rey de los juegos de plataformas de SNES fue Super Mario World, pero muchos títulos intentaron hacerle competencia. No en balde, el SNES fue parte de la época de oro de los juegos de plataformas. Dentro del enorme catálogo de juegos de plataformas de la consola de 16 bits resaltan, por su originalidad, jugabilidad, reto y factor diversión, los tres títulos de la franquicia Disney’s Magical Quest. Si bien los tres juegos son muy buenos, y en la segunda y tercera parte agregan a Minnie y Donald, el juego que se quedó en la cabeza de todos los usuarios del SNES fue el primero, protagonizado por Mickey Mouse.

Además de contar con guiños a otras franquicias de Disney, el juego era muy colorido, y estaba lleno de personajes entrañables, que parecían sacados de los dibujos animados que veíamos los sábados por la tarde. Además, incluía un original opción, que nos permitía variar las habilidades de Mickey usando divertidos disfraces que encontrábamos en algunos puntos del juego. A pesar de no ser un juego muy largo, era uno de los que todos queríamos tener en nuestra colección a inicios de los noventa.

Por: Sergio Hidalgo (@zerxhidalgo).

7. Tiny Toon Adventures: Buster Busts Loose!

Pocas cosas pueden pararse al lado del Super Nintendo como gran referente de los años noventa, y una de ellas son los Tiny Toon. Así que cuando en 1993 Konami lanzó Tiny Toon Adventures: Buster Busts Loose!, el juego se convirtió en un clásico instantáneo. Y no era para menos: el diseño de los sprites de los personajes es precioso y algunos escenarios pueden llegar a tener un gran nivel de detalle.

Aquí manejamos a Buster a través de niveles que van desde la Looniversidad, hasta otros más exóticos como el viejo oeste o el espacio. Todo aderezado por una gran cantidad de minijuegos. Y aunque Buster Busts Loose! no es un juego perfecto (sobre todo en cuanto a dificultad se refiere), es uno de esos títulos a los uno siempre quiere volver para pasar un buen rato, y, por qué no, llegar al último nivel sólo para ver uno de los mejores tributos a Star Wars que se han hecho en los videojuegos.

Por: José Luis Leguízamo (@leguizamou).

8. Mortal Kombat II

Quien no sepa que es un Fatality a estas alturas de la vida, no debería siquiera seguir leyendo esta nota. Y es que Mortal Kombat es sinónimo de ultra violencia dosificada en golpes y combinaciones de botones que nos hacían pasar horas frente a la pantalla al Super Nintendo o “la maquinita”.

A diferencia de la primera entrega, esta segunda parte tiene un sistema de pelea mejorado y nuevos personajes. Además, añade por primera vez el Babality y el Friendship como movimientos finales. Sin embargo, vuelve a utilizar las técnica de animación a partir de videos grabados en Hi8, donde actores reales intepretaban los movimientos de los personajes con una pantalla azul de fondo para dotar de mayor realismo al juego. Una característica que terminó por convertirse en el sello de la casa.

Por: Pepe Pulido (@RigoMortiz).

9. Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time

¡Cowabunga! A principio de la década de los noventa todo –¡absolutamente todo!– tenía que ver con las Tortugas Ninja que, para el primer año de la década, estrenaban su cuarto juego en Nintendo, bajo el título de Turtles in Time. ¿Qué no podríamos decir que Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time? Es una joya desde la música estridente hasta el diseño de los personajes, sus maravillosos enemigos al final de cada nivel. Además de ese elemento sorpresa que te hace pensar que el título era solo un engaño, hasta que comienzas a viajar en el tiempo ya hacia la mitad de la aventura.

Destacaría dos niveles como ejemplo de la grandeza del juego. El primero, en el tienes que pelear contra una máquina manejada por destructor (que aparece de espaldas en primer plano y tú al fondo peleando con los ninjas del Clan del Pie). Y el segundo, el nivel del futuro, peleando con ninjas sobre deslizadoress, que es uno de los niveles más creativos y alucinantes de la época (salió un año antes que Mario Kart, conservando las diferencias).

Por: Edgar Olivares (@robotdice).

10. Chrono Trigger

Hablar de Chrono Trigger es hablar de uno de los mejores juegos de las historia. Ya mucho se ha hablado de esta obra maestra de Square y siempre faltan palabras para intentar describir su grandeza. Estamos hablando de un RPG que no solo marcó época, sino de uno que con su innovadora narrativa y sistema de batalla único cambió la forma en que se hacían videojuegos. Porque Chrono Trigger no es solo un juego sobre viajes en el tiempo y la eterna batalla por salvar a la Tierra, es un juego sobre el libre albedrío y la oportunidad de ser dueños de nuestro propio destino.

Por: José Luis Leguízamo (@leguizamou).

Ahora sí, ¿cuál juego creen que le hizo falta al SNES Mini?

temas