La medida busca presionar a la compañía para proporcionar datos personales de sus trabajadores por probable política discriminatoria.

Associated Press informa que el Departamento del Trabajo de Estados Unidos solicitó que el gobierno federal de ese país evite realizar acuerdos comerciales con Google, a menos que la compañía acepte entregar información personal de sus miles de empleados.

De acuerdo con el Departamento del Trabajo, Google se ha negado a entregar datos que podrían confirmar el rumor de que mantiene una política discriminatoria (de género y raza) de contrataciones, salarios y despidos, incluyendo injustos finiquitos. La investigación busca alcanzar a todo el mundo tecnológico, donde desde hace años se dice que los puestos y salarios altos son casi exclusivos de hombres blancos o asiáticos.

A pesar de que Google actualmente tiene varios contratos con el gobierno norteamericano, principalmente de publicidad, nunca se ha ajustado a la política que regula a los contratistas del gobierno de Estados Unidos.

Si se aprueba la solicitud del Departamento del Trabajo y Google no acepta entregar la documentación que se le solicita, todos los contratos del gobierno federal y la compañía se cancelarían y bloquearía la posibilidad de firmar acuerdos en el futuro.

Google ya fijó su postura, indicando que ha entregado al Departamento del Trabajo toda la información que le ha parecido pertinente, pero que muchas de las solicitudes son “excesivas e invaden la privacidad de sus empleados”, por eso se ha negado a entregar toda la información, reprobando las evaluaciones de la dependencia gubernamental. La compañía indica también que periódicamente realiza campañas para atraer a más mujeres, afroamericanos e hispanos al mundo tecnológico.

fuente Associated Press

temas