Bajo la premisa de que el sabor entra por el olfato, la compañía japonesa Scentee ha diseñado una aplicación para smartphones que pretende engañar al cerebro a la hora de comer un platillo insípido, por lo general una característica de la comida nutritiva.

Para conseguirlo, los japoneses idearon un aditamento que se coloca en el teléfono y permite al aparato expeler olores de suculenta carne a la parrilla. Evidentemente el producto está enfocado a los carnívoros irredentos que desprecian la alimentación saludable.

Hana Yakiniku 2

El nombre de este aditamento es Hana Yakiniku, un kit que incluye una especie de vaporizador y una app. Esta aplicación estará disponible  dentro de poco en el sitio web de la compañía nipona, y funciona con una sencilla interfaz que muestra varias opciones de comida que al pulsarse, provocan que el  vaporizador (el cual se vende por separado) emita el olor del platillo elegido.

Tomando en cuenta que el sentido del olfato es realmente fuerte podemos pensar que la aplicación no es una estafa completa, aunque dudamos que el efecto en nuestro estomago y en el sentido del gusto sea completamente satisfactorio. Nunca será lo mismo comer una lechuga con olor a suadero que un suadero real.

temas