La compañía ya inició pruebas de su nuevo vehículo repartidor con forma de hielera.

Imágen de Amazon Scout

(Amazon)

En las calles del Snohomish, Washington, ya puede verse andar a Scout, el nuevo robot repartidor autónomo de Amazon. La compañía anunció que ya inició sus primeras pruebas con 6 de estos vehículos autónomos.

El repartidor autónomo es completamente eléctrico y un diseño parecido a una hielera con ruedas. Pero no se dejen engañar porque, según Sean Scott, jefe del proyecto desarrollado en el laboratorio de investigación y desarrollo de Amazon, Scout es capaz de sortear cualquier obstáculo sin importar su tamaño. Esto es importante dado que estos robots se mueven por las aceras y no junto a los autos.

“¿Cómo funcionará la entrega de Amazon Scout? Los clientes en el condado de Snohomish realizan el pedido como lo harían normalmente y sus paquetes de Amazon serán entregados por uno de nuestros proveedores de confianza o por Amazon Scout”, explicó la compañía asegurando que los robots entregarán los productos el mismo día y gratis.

La compañía aseguró que por el momento un humano acompañará a los dispositivos durante las pruebas antes de considerar enviarlos solos a las entregas.

fuente Amazon (Comuncado)

temas