Las 10 mejores series del 2016

02.01.17 | | Cultura - Opinión

Una selección de lo más selectamente geek en pantalla chica durante el año.

Como todos los años, ha llegado el momento de nuestra selección con lo mejor de la televisión. El 2016 estuvo repleto de series y fue particularmente difícil establecer una selección con solamente 10 grandes producciones entre tanta locura televisiva. Así que nos fuimos por las cosas más importantes, significativas y brutalmente originales del año. Y claro, como siempre, sólo escogimos series que se estrenaron durante los últimos 12 meses. Es por eso que no tenemos aquí nada de Game of Thrones, nada de Black Mirror, nada de Sherlock y nada de la tan genial Bojack Horseman.

El 2016 fue el reino los grandes monstruos de la televisión, esas productoras inapelables que acapararon completamente todo el mercado de la pantalla chica. Por eso, en nuestra lista tenemos cuatro series de Netflix, una serie de AMC y una nueva maravilla de HBO. Y sí, a pesar de ser grandes casas productoras con enormes presupuestos y capacidad, a pesar de que nos gusta privilegiar el espíritu independiente sobre los monstruos de la industria, hay que rendirse a la evidencia de la enorme calidad en las producciones que aquí les recomendamos. Esperemos que les guste y les sirva nuestra selección y que el próximo año, con puños de hierro y defensores, nos esperen muchas, variadas y geniales sorpresas.

10. Dream Corp, LLC (Adult Swim)

Para inaugurar nuestra lista con la mejor televisión del año tenemos a la serie más abigarradamente extraña de nuestra lista. En realidad, Dream Corp, LLC es un malviaje prolongado que te suelta, cada diez minutos, para respirar un poco. La serie no tiene sentido –y no le molesta admitirlo abiertamente– y se complace en llevarnos a lugares completamente incómodos de locura psicosocial e imaginarios violentos. Con todo, el planteamiento de un principio cómico y restringido de body-horror con bajísimo presupuesto tiene su encanto. Y el uso del rotoscopio para dar nueva vida a las animaciones es algo sin precedentes en Adult Swim y funciona con singular impacto. Aquí están nuestros demonios sexuales, el amamantarse de luz y montar delfines fálicos, aquí está nuestro ego profundo que habla como Liam Neeson, los gusanos de la mente, los robots que viven la vida comiendo galletas de la abuela. Con un dejo nostálgico de épocas más sencillas en ciencia ficción y una originalidad insolente, esta serie con enorme potencial sirve para inaugurar nuestra lista.

9. Colony (USA Network)

Hemos vistos decenas de series como Colony. Es más, podríamos decir que casi todos los años tenemos una temporada nueva o un piloto nuevo que versa sobre la invasión de alguna especie alienígena a la Tierra. Algunas no corren con mucha suerte (V), otras se alargan innecesariamente a pesar de que pocos siguieron interesándose en ellas (Falling Skies). Pero Colony tiene un elemento que me pareció cautivador. Hay una propuesta política en este relato de ocupación que puede llegar más allá de las evidencias. En este programa, una especie alienígena poco visible invade la Tierra y crea colonias aisladas por motivos desconocidos. Estas colonias están regidas por hombres que colaboran con los invasores y viven en completo lujo; y están habitadas por personas normales, con suerte, que sobrevivieron a la invasión y que ahora viven, en la miseria soportable, a través de trueques y pequeñas rebeldías. Y lo interesante aquí es que la serie se centra en la vida de una familia que se divide, secretamente, en un padre obligado a la colaboración y una madre enrolada en la causa violenta de la resistencia radical. En este conflicto se urde una trama más profunda sobre lo que significa ser humano y la cobardía esencial de una especie que puede intercambiar, sin chistar, su libertad por algo de comodidad egoísta.

8. People of Earth (TBS)

People of Earth es una comedia particularmente original. Un cínico y exitoso reportero escribe un artículo sobre un grupo de apoyo para gente que cree haber vivido abducciones alienígenas. El artículo es burlón, hiriente y paternalista, pero tiene un éxito inesperado. Así, el reportero debe regresar al excéntrico grupo en donde descubrirá, poco a poco, que la realidad puede ser mucho más compleja de lo que se imagina. Entre hombres grises con cabezas de testículos, reptilianos prepotentes y altos visitantes nórdicos que se parecen, vagamente, a Ryan Gosling, esta serie presenta las invasiones alienígenas con un humor único. Esto es algo salido, directamente, de Space Invaders (1990) con todas las torpezas del vestuario y el humor sencillo. Pero, además, esta serie no se burla de sus personajes sino que los comprende a su medida. Aquí no vemos a locos abandonados del mundo sino a personas: hay solitarios, faltos de cariño, obsesivos compulsivos, calenturientos olvidados. Aquí se comprende la terrible realidad de personas frustradas que se alejan del mundo para abrazar una verdad necesaria sin la cual se derrumbaría su vida. Y la serie plantea otras preguntas: ¿Qué pasaría si los locos tuvieran razón? ¿Qué sería de la cordura si solo la tienen los que no la tienen? ¿Qué sería del mundo si todas las teorías de conspiración fuesen ciertas? ¿Para quién sería la burla en un mundo de cabeza?

7. Luke Cage (Marvel Television/ABC Studios/Netflix)

Si Daredevil dio nueva vida a las viejas leyendas de Hell’s Kitchen y Jessica Jones nos mostró a una de las heroínas más humanas de Marvel, Luke Cage nos muestra otra cara del barrio bajo en un universo cósmico de alturas épicas. Con una fineza que ya le es única, la alianza Netflix-Marvel logró revivir a un héroe que sólo Bendis había sacado del olvido. Y el olvido tal vez no era suficiente, porque Luke Cage fue la intromisión caricaturesca y, tal vez, algo racista, del blacksploitation en los cómics escritos por neoyorkinos blancos y privilegiados. Había algo unilateral, poco profundo, algo automático y grotesco en el personaje de las bandanas y la cinta en la cabeza, el personaje del Sweet Christmas! y los epítetos inocentes de barrio mal entendido. Pero como sucedió con Bendis cuando agregó al personaje en el cómic de Alias, el héroe de Netflix no es el mismo Luke Cage de la era plateada. El rey del streaming logró guardar la esencia de un personaje sin caer en los ridículos del anacronismo. Y lo logró inyectando, nuevamente, algo de política y mafia a una historia de superhombres. Además, Luke Cage está llena de humanidad y locura, es una historia con aristas, sensualidad, uno de los soundtracks más pulidos del año y un gran showdown que da nuevo sentido a la idea de un tiro limpio en la calle. Con todo eso, a pesar de sus torpezas, esta serie tenía que estar, con honores justos, en nuestro conteo final.

6. Preacher (AMC)

Preacher está lejos de la historia original que le dio vida. Aquí, el genial material base de Garth Ennis y Steve Dillon se vuelve otra cosa completamente distinta para adaptarse al formato televisivo y a los deseos cómico-grifos de la pareja más productiva de la nueva risa americana, Seth Rogen y Evan Goldberg. Pero, a diferencia de lo que sucedió con Constantine (que nunca acabó de cuajar con los cambios de formato), este Preacher funciona particularmente bien. No importa que sea otra historia, los personajes guardan mucho del enorme carácter que, originalmente, les dio vida. Con paciencia y meticuloso respeto por el gore gracioso y la comedia negra, esta excepcional historia va tomando vuelo propio y se está convirtiendo en una de las mejores adaptaciones libres de cómics a la televisión adulta. Las enormes actuaciones y el guión impecable, logran así que esta serie de paisajes desolados y vidas trascendentalmente deprimentes, tenga elementos de gran valor humano y de gran eficacia cinematográfica. Además de que es poco decir que Cassidy se lleva aquí el premio al mejor personaje de la televisión de este año: una mezcla perfecta de humor sórdido, acento irlandés y vampirismo alcohólico. Así como suena, todo esto es imperdible.

5. Dirk Gently’s Holistic Detective Agency (BBC America/Netflix)

Llegando a la mitad de nuestro conteo, está una gran serie que ha pasado demasiado desapercibida. Y claro, mi amor por ella nace de viejas obsesiones. Porque no creo que haya nada en el universo que salga de la mente de Douglas Adams que me sea posible odiar. La forma única de pensar de este enorme escritor de ciencia ficción satírica no tiene igual en la historia de la literatura. Ahora, Netflix lo volvió a hacer y, en colaboración con BBC America, lanzó una nueva adaptación de las aventuras del detective holístico Dirk Gently. ¿Qué hace un detective holístico, preguntarán? Pues es ese loco único que se dedica a resolver crímenes que no se pueden resolver, el que persigue las coincidencias de la existencia y flota como una hoja en el transcurso imparable del destino. No hay nada que resolver y todo queda por resolverse. Es el detective más atípico y más en sintonía con el devenir caótico y ordenado de las cosas. Una idea así de desparpajada, absurda y genial, sólo podía venir de la mente de Adams. Y, si bien la adaptación genial de Max Landis retoma solamente algunos elementos de las novelas del escritor inglés, su espíritu pertenece definitivamente al universo de Adams. Algo raro, genial, absurdo y maravilloso; un universo en el que uno se pierde gustosamente, unas actuaciones estrafalarias que funcionan a la perfección y un resultado tan atípico, tan raro, en la televisión, que termina fascinando a cualquier espectador que haya leído a Adams. Una dosis más de locura reflexiva que se agradece.

4. Trollhunters (Netflix/Dreamworks Animation/Double Dare You)

En el borde de nuestro podio regresa una producción de Netflix. Y sí, ni modo, este año la productora más ñoña de la cuadra sacó cantidad de creaciones apasionantes que nos calaron hondo. Aquí, en particular, hay un orgullo nacional que nos sigue sorprendiendo: el gran Guillermo del Toro creó y coprodujo esta hermosísima serie. La increíble animación de Dreamworks sirve aquí como soporte a una historia sencilla pero llena de profunda inspiración. Ésta es la trama ancestral del elegido, del adolescente común que espera más de la vida y que, mágicamente, de pronto, resulta ser el único capaz de salvar al universo. Lo hemos visto en innumerables historias del bien contra el mal, del balance y el caos. Pero lo que hace tan grande la nueva serie de Guillermo del Toro es la genialidad con la que trata los balances únicos de estos mundos maniqueos. Basada en la novela del mismo nombre, del Toro logra plasmar toda su genial cosmovisión en pantalla. Aquí todos son tiernos y terribles: los monstruos de muchos ojos y afilados colmillos son grandes figuras tiernas; los hombres intrigantes, cultos, reconfortantes y de apariencia pulcra, son seres maquiavélicos y perversos. Entre los malvados y los bondadosos hay patanes, ladrones y héroes; en todos lados hay ayudantes, fuerzas naturales y contrincantes inesperados. Éste es un mundo tan amplio como los 48 volúmenes de la historia de los trolls y, en él, Del Toro pone todo el corazón y la personalidad única y apasionada que siempre lo ha caracterizado. Punto aparte, aquí se ve la amor de este gran director mexicano por el perdido arte de hace un buen sandwich. Imperdible para niños de cualquier edad.

3. And Then There Where None (BBC One)

Es verdad, esta enorme miniserie se estrenó en los últimos días del año pasado. Sin embargo, fue imposible saber de ella, de este lado del charco, antes del 2016. Y no podemos pasarla por alto. Fabricada como una celebración a los 125 años del nacimiento de Agatha Christie, esta belleza de tres episodios recrea una de las novelas más oscuras y enigmáticas de la insigne autora de novelas detectivescas. Como bien dijo Sarah Phelps, la escritora y productora de la serie, aquí no está la salida del detective, no está un hombre al final del caos para llevarnos hacia la luz de la comprensión. No, aquí todo es aislamiento, violencia, soledad y la falta absoluta de resolución, aquí sólo tenemos un final sangriento y absolutamente gris que no deja nada de esperanza. Y mientras, la construcción de este mundo pasa por flashbacks filmados con una belleza poco común en la televisión. Lleno de las luminosas actuaciones de Charles Dance (Game of Thrones), Sam Neill (Jurassic Park), Miranda Richardson (Spider) y un elenco secundario de tremenda altura, las tres partes de esta miniserie son un concentrado genial de todo el misterio más oscuro del rincón más tenebroso en la carrera escalofriante de nuestra amada Agatha Christie. Una pequeña joya imperdible en un mar desigual de series que se repiten.

2. Stranger Things (Netflix)

¿Qué decir de Stranger Things que no se haya dicho hasta el cansancio? Esta serie agarró por sorpresa al mundo y lo volvió loco con suposiciones, icónicos momentos y la siempre renovada certeza de que Netflix sigue siendo el indiscutible rey contemporáneo de la televisión. Los Duffer Brothers fueron rechazados en seis cadenas antes de conseguir que los locos del streaming siempre abiertos a nuevas propuestas les financiaran su cariñoso cuento de nostalgia. Y ahora está en la cima de la cadena alimenticia: no hay nada que se les niegue, el impacto crítico y de audiencia para esta serie fue inaudito. Y sí, todos se identificaron con algo, todos buscaron obsesivamente las referencias en esta serie que se construye, básicamente, a partir de nuestro renovado amor por las cosas del pasado: desde The Clash hasta John Carpenter, pasando por Dungeons & Dragons, Winona Ryder y Twilight Zone. Así, Stranger Things es una recopilación erudita de cultura popular que marcó a toda una generación internetera como el evento televisivo del año. Porque, a diferencia de la fallida, solemne y ridícula The OA, esta serie no se toma en serio, no solemniza sus pretensiones y siempre mezcla una buena dosis de humor y corazón a la seriedad de sus locuras. Ese es el legado de Spielberg al mundo y eso es lo que recupera, con un gusto por los viejos misterios de ciencia ficción esta gran serie que bien pudo llevarse el primer lugar de nuestra lista. Toda la crítica a la nostalgia como gancho mercadológico se queda corta cuando observamos la manufactura inaudita de una serie que supo balancear humor, ternura, misterio y horror. Barb vive por siempre.

1. Westworld (HBO)

Stranger Things no se podía llevar el primer puesto de nuestra lista porque el genio de Jonathan Nolan nos trajo la locura más grande y ambiciosa del año. Westworld retomó la icónica película de Michael Crichton con Yul Brynner y la formateó con nuevos ángulos para darnos algo sin precedentes para nuestra exigente época. Esta serie mezcla la complejidad única de las reflexiones en inteligencia artificial, el funcionamiento del cerebro humano y lo que nos hace los simios conscientes que somos y lo mezcla con teoría de juegos, espionaje corporativo, reflexiones sobre la ficción y la verdad, el western épico y la locura de los desplazamientos temporales. Con todo este atasque genérico y temático, después de ver el primer episodio nos quedaron más dudas que certezas. Después de ver los seis primeros ya no teníamos ni idea de lo que estaba pasando. Y, aún así, semana con semana, era imposible separarse de la locura misteriosa de esta genial serie.

Los movimientos de la pianola, al centro de toda esta historia, nos hablaban del automatismo repetitivo que se construye en una trama tejida en finos niveles. Porque hasta la estructura narrativa de la cinta hace eco de sus intenciones reflexivas. Y todo esto se logra a través del manejo único de un guión realizado, en su fina terminación, con una mesa de edición. En este disparatado entramado de historias, todo comienza a adquirir nuevo sentido, todos los personajes caen, de pronto, en su lugar, y la rebelión de las máquinas se fabrica con paciencia única. El impresionante elenco que lideran un fantástico Jeffrey Wright, una inigualable Evan Rachel Wood y un oscurísimo Ed Harris, termina de darle todo el mítico sentido a una serie que huele a culto. Esto es lo que debería ser la ciencia ficción seria, esto es lo que debería ser la televisión de calidad, esto es todo lo que esperábamos de un año repleto de televisión. Regresando a sus antiguas y riesgosas apuestas, HBO se queda con la máxima corona de logros televisivos para el 2016 con un logro increíble que vivirá, lo esperamos sinceramente, muchos años más.

Mención honorífica: Horace and Pete (Louis C. K.)

Sabemos muy bien que esta serie no entra dentro de nuestro espectro editorial. Ésta es una serie sobre la desgracia trágica de una familia atrapada en la tradición de mantener un bar, sufrir pacientemente la violencia familiar y esconder las serias enfermedades mentales de algunos de sus integrantes. Una serie oscura, que se construye como obra de teatro, que tiene momentos de enorme intimidad y belleza (no se pierdan el episodio 3 en el que Laurie Metcalf hace la mejor actuación televisiva del año) y que, finalmente, termina con un desgarrador corte a negros sin esperanza ni redención. ¿Y qué tiene que ver todo esto en nuestra selección? Pues que ésta es una producción que inaugura una nueva era de la televisión por internet. En un momento, la producción independiente de las televisión se urdió a través de la red, lugar privilegiado para ver cosas libres de ataduras. Pero ahora, como bien muestra esta lista, el streaming se ha apoderado completamente del mercado en línea. Y el logro mágico de Louis C. K. en complicidad con Steve Buscemi nos muestra que se puede hacer televisión independiente por streaming: ésta es una serie financiada por el propio Louie, que sólo pudo verse en su página oficial, y que se separó drásticamente de las ataduras de toda otra norma de producción.

etiquetas

El espejo acostado

Probador profesional de ficciones y turrones, platicador gustoso y ventripotente escritor. En su tiempo libre ronda las calles de algún cerro contando a todos algo que a nadie interesa.

Artículos de este autor
Relacionados

Anne Hathaway es Godzilla en el tráiler final de Colossal

Podría ser una de las películas más originales del año.... »

Sexo, apocalipsis y caníbales: llegó el esperado primer trailer de The Bad Batch

Ya tenemos el primer vistazo a la nueva película de... »

Hideo Kuze se deja ver en el nuevo tráiler de Ghost in the Shell

Parece que la película tiene todo para ser el primer... »

Todo es conspiración en el nuevo tráiler de The Circle

¿Qué pasa cuando Emma Watson intenta descubrir los oscuros secretos... »

El segundo tráiler de Life nos muestra más de la criatura extraterrestre

¿Qué pasa cuando un grupo de astronautas se topa con... »

Raropedia: Unobtainium

¿Qué tienen en común el adamantium de Wolverine y el... »
Recomendados
17.02.17 | Cultura

Raropedia: Lisztomanía

Un siglo antes de que estallara la Beatlemanía en el mundo, hubo reacciones de locura por las interpretaciones de otro... »
17.02.17 | Cultura

¿Guillermo González Camarena inventó realmente la televisión a color?

El ingeniero mexicano contribuyó significativamente al desarrollo de la televisión en el mundo, aunque su legado se ha desvanecido entre... »
14.02.17 | Ciencia

¿Cómo explica la ciencia el misterio del amor?

La ciencia es la mejor manera de entender un fenómeno tan complejo como el amor. A lo largo de la... »
Lo más leído
Toyota hace el mejor comercial de su historia, gracias a Street Fighter II 14.02.17 | Cultura - Videojuegos

Toyota hace el mejor comercial de su historia, gracias a Street Fighter II

Juan Gabriel volvió a los escenarios… en forma de “holograma” 14.02.17 | Tecnología

Juan Gabriel volvió a los escenarios… en forma de “holograma”

20 increíbles productos que todavía no existen 14.02.17 | Tecnología

20 increíbles productos que todavía no existen