Si se comprueba que es una señal, sería de una civilización más avanzada que la nuestra.

Inesperadamente un equipo internacional de científicos agrupados en el proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, por sus siglas en inglés), anunció que descubrieron una misteriosa señal que se emite desde un sistema estelar localizado a 95 años luz de distancia de ls Tierra.

El matemático italiano Claudio Maccone, parte de SETI Institute, indicó que la señal fue detectada el 15 de mayo de 2015 por el radiotelescopio ruso RATAN-600, operado por la Academia Rusa de Ciencias, pero se mantuvo en secreto y la información estuvo sólo al alcance de parte del gremio científico.

La potencia de la señal es atípica, y por eso llamó la atención de los expertos, pero Maccone fue cauto al indicar sería apresurado decir que proviene de una civilización extraterrestre. Aún así, el medio científico se ha pronunciado, indicando que las implicaciones y la posibilidad de que la señal se trate de la prueba de la existencia de una civilización extraterrestre inteligente son extraordinarias.

RATAN-600-radiotelescopio
Radiotelescopio RATAN-600 en Rusia. (Foto: Mikhail Turnovskiy)

La señal proviene de HD 164595, una estrella de 0.99 masas solares con una edad estimada de 6,300 millones de años, con una composición casi idéntica a la de nuestro Sol. En su órbita se ha detectado un sólo planeta –aunque todavía no se sabe si es el único–, que lleva el nombre de HD 164595 b y que tiene un tamaño parecido al de Neptuno y unas órbitas que duran únicamente 40 días.

De acuerdo con Observer, la potencia de la señala y su ubicación apuntaría a que, de provenir de vida inteligente, se trataría de una civilización de Tipo II en la Escala de Kardashov (un método para medir el grado de evolución tecnológica de una civilización). Es decir, sería una civilización potencialmente superior a la nuestra.

A pesar de que no se dieron a conocer más detalles, se indicó que todos los pormenores del descubrimiento se ofrecerán a finales de septiembre durante el International Astronautical Congress 2016, evento conocido popularmente como los “Juegos Olímpicos del Espacio”, organizado por la Oficina de las Naciones Unidas para los Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA), que este año tendrá lugar en Guadalajara, México.

fuente Observer

temas