Foto: Sweetie187

Durante los últimos 10 años los astrónomos han recogido misteriosas señales de radio del espacio exterior.

Desde hace varios años, 10 para ser exactos, astrónomos han recibido potentes señales de radio que vienen del espacio. Estas señales son conocidas como explosiones rápidas de radio (FRB) y, ahora, por primera vez los científicos son capaces de explicar de dónde vienen estas señales que duran pocos milisegundos y que pueden generar la misma energía que 500 millones de soles.

Las FRB provienen de una pequeña galaxia enana que está más allá de nuestra Vía Láctea que se encuentra a más de tres mil millones de años luz de la Tierra. Parece algo sencillo, pero en realidad implica una compresión de más fenómenos espaciales. Los resultados, que se presentaron el día de hoy en una reunión de la American Astronomical Society en Texas, fueron publicados tanto en la revista Nature como en el Astrophysical Journal Letters.

Por fin, luego de que la primera señal de radio fuera captada en 2007 y de una ardua búsqueda que tardó 10 años, los investigadores pueden decir que 2,000 frecuencias de radio de este tipo atraviesan el universo diariamente.

¿Cómo consiguieron dar con el lugar de donde provienen las emisiones?

El observatorio Large Very Array ubicado en Nuevo México. (Foto: Karl G. Jansky)

En primer lugar, durante el año pasado los investigadores detectaron 11 explosiones radiofónicas provenientes del mismo lugar del espacio y el mes pasado detectaron seis más desde el mismo punto. A estas señales repetitivas se les denominó FRB 121.102. Además, los astrónomos utilizaron el telescopio Very Large Array (VLA) ubicado en Nuevo México para detectar físicamente el lugar, y como resultado de 83 horas de observación durante seis meses de 2016, se detectaron más de 9 ráfagas de FRB 121.102.

Casey Law, miembro del equipo, declaró:

“Somos los primeros en demostrar que este es un fenómeno cosmológico. No es algo que nos inventamos y nosotros somos los primeros en ver dónde está sucediendo, en aquella pequeña galaxia, creo que es una sorpresa.”

El siguiente paso es descubrir por qué suceden estas emisiones. Mientras tanto, el grupo de investigadores también detectó una señal de radio permanente pero débil en aquella región y una de sus hipótesis es que podría tratarse de una estrella magnética constituida de neutrones tras la explosión de una súper nova.

fuente Astrophysucal Journal Letters

temas