Desde la tabla periódica hasta las ondas gravitacionales, la ciencia fue lo que salvó el 2016.

El 2016 fue un año marcado por la sorpresa y la pérdida de grandes personajes. En medio de este ambiente funesto, la ciencia ocupa su lugar como elemento esperanzador y, hoy más que nunca, nos muestra el camino que debemos seguir para librarnos de la fatalidad.

Este año dimos un paso adelante en cuestión de inteligencia artificial, descubrimos nuevos elementos químicos, volteamos nuevamente hacia el espacio en busca de vida y descubrimos que existe la posibilidad de colonizar nuevos planetas. A lo largo de los últimos 12 meses registramos cada uno de estos momentos, y hoy presentamos un recuento los que consideramos los eventos científicos más relevantes que marcaron el 2016 y que

10. Un nuevo número primo

A inicios de año el doctor Curtis Cooper, un informático de la Universidad del Centro de Missouri, encontró, con ayuda de sus computadoras, el número Primo de Mersenne más largo del que se conozca hasta la fecha, con más de 22 millones de dígitos. La cifra 2^74.207.281-1 (que significa 2 multiplicado por sí mismo 74.207.281 millones de veces, menos 1) es la cuadragésima novena que se conoce de los Primos de Mersenne, número extremadamente raros.

9. Más elementos en la tabla periódica

Los descubrimientos del Nihonium (Nh), Moscovium (Mc), Tennessine(Ts) y Oganesson (Og) pusieron a la Química a la cabeza de las noticias científicas iniciando el 2016. Estos nuevos elementos sintéticos son inestables, radiactivos y con 113 protones o más en su núcleo, por lo que pueden considerarse elementos superpesados. Los elementos ya ocupan los lugares 113, 115, 117 y 118 de la séptima fila de la tabla periódica.

8. Elon Musk y su plan para colonizar Marte

Si alguien nos hizo pensar en el futuro de la humanidad fuera de la Tierra fue Elon Musk y el Sistema de Transporte Interplanetario que presentó en México. El fundador de SpaceX describió al forma en la que utilizará cohetes reutilizables para llevar las naves interplanetarias al Planeta Rojo. No fueron palabras al viento. El proyecto SpaceX ya está realizando pruebas para que en 2018 se mande una cápsula Dragon y en 10 años podamos llegar a Marte e iniciar la construcción de colonias humanas sustentables. ¿El plan tiene fallas? ¡Claro! Y él lo sabe, pero el hecho de que se haya creado una posibilidad real de convertir a nuestra especie en multiplanetaria es un paso gigante para el futuro.

7. El primer bebé de tres padres

Este año nació en México el primer bebé producto de la donación mitocondrial, que es un procedimiento muy parecido a la fecundación in vitro, pero con la diferencia de que se emplea el ADN de tres personas: dos madres, y un padre. Para realizar esta técnica se transplanta el núcleo del óvulo de la madre del bebé, hacia el óvulo sano de la madre donante, posteriormente sólo debe de ser fecundado por el esperma del padre. El propósito de este procedimiento, conocido ya como “la técnica de los tres padres”; es el de evitar las enfermedades mediante la eliminación de mitocondrias defectuosas en los genes de la madre.

6. La ciencia contradice la “verdad histórica” de Ayotzinapa

José Torero, experto en incendios de la Universidad de Queensland (Australia), demostró mediante un experimento científico que la “verdad histórica” que presentó el Gobierno de México sobre la quema de los 43 estudiantes de Ayotzinapa no ocurrió el basurero de Cocula, Guerrero. De hecho, su experimento, publicado en la revista Science, sostiene la imposibilidad de que los cuerpos pudieran ser quemados en una noche, pues hubieran sido necesarios más de 27 mil kilogramos de madera para quemar los 43 cuerpos de los normalistas.

5. Una computadora gana por primera vez en Go

En la esperada batalla entre el humano y la máquina que se vivió en Seúl, Corea del Sur, el hombre resultó derrotado. AlphaGo, la inteligencia artificial desarrollada por Google DeepMind, y Lee Se-dol, el campeón mundial de Go, se enfrentaron en un partido histórico. Después de varios días de competencia, Lee Se-Dol se vio acorralado por los algoritmos de aprendizaje y ejecución de AlphaGo. De una serie de cinco juegos, AlphaGo triunfo en cuatro y el surcoreano sólo pudo ganar en uno. El fin de una era y el inicio de otra.

4. Se recupera la capa de ozono

Las medidas tomadas por todos los países firmantes del protocolo de Montreal en 1987, que establece dejar de producir objetos que usen gases de clorofluorocarbono, ciertos derivados de los hidrocarburos, y otros gases similares, surtió efecto y este año se reportó la disminución de cuatro millones de kilómetros cuadrados en el agujero en la capa de ozono que existe sobre la Antártida. Es un gran motivo de celebración, pero también una prueba para no bajar la guardia.

3. El panda ya no está en peligro de extinción

Los osos panda dejaron de ser el emblema de la extinción animal para convertirse en el de la recuperación. El gran logro de China este año fue que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza eliminara de su lista de “Animales de peligro de extinción” a esta especie. Aunque la forma en la que se dio parece sencilla (restaurar los hábitats del panda y con ello aumentar las reservas de bambú), hacerlo dentro de una sociedad que sobreestima la industrialización y asocia la modernidad con el crecimiento urbano lo había hecho parecer imposible.

2. Agua en la luna Europa

Si hay vida afuera del planeta Tierra, habría que comenzar a buscarla en Europa, la luna de Jupiter, pues los científicos de la NASA anunciaron en septiembre que detectaron enormes géiser de vapor de agua tan altos que salen al espacio. El descubrimiento se dio con ayuda del telescopio espacial Hubble y cambia la forma en la que vemos la vida fuera de nuestro planeta, pues hay una gran posibilidad de que exista un océano de agua debajo de la superficie del satélite con hasta dos veces más agua que la Tierra.

1. Confirman la existencia de ondas gravitacionales

Este 2016 finalmente se confirmó por primera vez la detección de ondas gravitacionales, las cuales hasta ese momento solo vivían en la Teoría de la Relatividad descrita por Albert Einstein. El físico alemán había teorizado sobre este fenómeno, afirmando que eventos como el Big Bang, producen ondas que se propagan a lo largo del cosmos, como si se tratara de agua en un estanque o un eco. Ahora sabemos que son reales. Gracias a este descubrimiento, los científicos ya pueden conocer más sobre la formación de agujeros negros supermasivos, el nacimiento de las galaxias e incluso nacimiento del propio Universo. Un descubrimiento sin precedentes que sin duda fue el que marcó este año.

temas